Archivos por Etiqueta: estrategia

¿Quién dice que Vídeo Marketing no es una estrategia de marketing eficaz?

Vídeo marketing¿Desea generar tráfico en su sitio web? Crear un sitio web no es tan difícil como gestionar el tráfico dirigido al mismo. Dirigir el tráfico a su sitio web es la tarea más importante y más difícil. Es muy importante tener el contenido correcto centrado en su sitio web. La información que está proporcionando a los clientes potenciales debe ser entregada de manera que no sólo sea eficaz, sino que también sea fácil de entender. Es muy importante aplicar una estrategia de marketing que llame la atención del espectador y provoque en el espectador deseo de saber más.

En el mundo tecnológico actual, donde se establece todos los días una nueva estrategia de marketing, el énfasis está puesto en la presentación, así como la velocidad de acceso a la información que requiere un interesado. Sin embargo, es donde la comercialización de vídeo ocupa el lugar que le corresponde. Un vídeo de presentación no sólo hace que su sitio web sea presentable, ayuda a comunicar fácilmente, sino que también acelera el proceso de entrega del mensaje a los clientes potenciales. La investigación ha demostrado que un espectador, posiblemente, permanece alrededor de 5 a 10 segundos en una página web en particular y decide si quiere quedarse, o buscar en otra parte. La gente de hoy no tiene tiempo para leer páginas para saber si lo que desea está disponible o no, en cambio, prefieren ver presentaciones de vídeo. Una producción de vídeo mantiene en su web, durante más tiempo, aquel interesado en nuestra propuesta. Y esto aumenta de forma automática la optimización del motor de búsqueda (SEO). Sigue leyendo

Anuncios

Planificando la escucha y el cambio

Planificando la escucha y el cambio

Planificando la escucha

Cuando decidimos escuchar en las redes sociales, pensamos que es una tarea más para el departamento de marketing, pero lo cierto es que se trata de una labor a extender a toda la empresa. No es posible diferenciar entre una u otra responsabilidad personal concreta. Pero es necesario tener presentes algunas sugerencias:

a) Necesitamos conocer donde se encuentran los clientes en la red. Diferenciarlos entre los que comentan y aquellos que crean opinión.

b) Inicia la escucha poco a poco para ir ampliando a medida que vas aprendiendo y obteniendo resultados con un producto o servicio determinado, en lugar de hacerlo todo a la vez.

c) Gestiona la información que obtengas de manera que te permita interpretar los resultados hacia tu objetivo.

d) Los datos que obtengas requerirán de una interpretación a diferentes niveles y deberás contrastarla con otras personas de la organización.

A medida vas escuchando, el conocimiento detallado del mercado te conducirá a replantearte algunos cambios. Es posible que transformes la empresa con cambios en la jerarquía, haciendo que la estructura sea cada vez más plana. Redistribuyendo la responsabilidad entre un número mayor de personas en la empresa.

Los clientes seguirán manifestando las opiniones que tienen de la empresa, sus quejas, inconvenientes, unas veces justificados y otras no. Muy a tu pesar, pero es la única manera que tenemos de mejorar. Escuchar forma parte de la conversación y aunque no exige participación, es necesario hablar para aportar o aclarar puntos no del todo transparentes. Es inevitable cuando se escucha responder mediante un blog. Pero recuerda que recibo lo que entrego, es difícil esperar transparencia si no la transmito. No es un juego, es real y auténtico. Serán los resultados quienes lo corroboren.
Compártelo


Estrategias para entrar en el mundo digital con los Social Media (y 2)

Tal y como remarcaba Genís Roca en el Crosstalent de Barcelona, la rentabilidad de una inversión en el mundo digital es el camino hacia la consecución de los objetivos propuestos.

Una vez tenemos los objetivos bien claros, conviene tener en cuenta algunas sugerencias que pueden servir de ayuda:

1) Establecer un plan de crecimiento desde lo básico hasta lo más ambicioso en pequeños pasos.
2) Meditar las consecuencias que esta estrategia conlleva, los cambios que se producirán en la empresa y su resultado final.
3) Responsabilizar del plan a un ejecutivo de alto nivel, que deberá dar cuenta al director ejecutivo de la transformación, en la relación entre la empresa y los clientes.
4) Es necesario elegir personas que conocen la tecnología y conocen la empresa. Es imprescindible entender los objetivos para que las cosas se realicen de una determinada manera.

Poner en marcha una estrategia social es complicado cuando no existen referencias en las que fijarse. Todo ello conlleva estar muy atentos a las dificultades que se presentan y la manera de abordarlas. Los posibles fracasos están relacionados con los cuatro pasos elementales que habíamos comentado en el post anterior. Como una errónea percepción de las tendencias de la gente, una definición desenfocada de objetivos, una imprevisión estratégica y una mala implementación de la tecnología. Para evitar problemas es conveniente tener muy claro el perfil como usuario de Internet de los clientes objetivo y procurar elegir aplicaciones en las que participarán, en lugar de centrarse en las que más nos gusta.
Si observan que sus iniciativas no prosperan o cambia rápidamente de orientación, es necesario replantearse los objetivos fijados.

Las iniciativas no pueden ponerse en marcha hasta que el objetivo esté claro, concreto y ligado a la rentabilidad. La estrategia de entrada en el mundo digital debe ser rápida, sencilla y escalonada para gozar de cierta flexibilidad.

Resulta imprescindible abordar la manera en que las redes sociales cambian las relaciones con los clientes, sino se observa y analiza con detenimiento puede llevar al traste nuestro proyecto.
Compártelo



Estrategias para entrar en el mundo digital con los Social Media (1)

Estrategia para entrar en el mundo digitalAunque muchas empresas comienzan a intuir su necesidad de estar en el mundo digital a través de redes sociales, todavía no saben por qué. Escuchar es el primer paso.
Observar cómo Coca-Cola creó una red social propia con más de un millón de usuarios, que ahora cierra, y ahora toma la decisión de relacionarse con los consumidores en los lugares donde ya están estos como Twitter, Facebook, YouTube, etc.

Esta experiencia nos puede ayudar a clarificar los objetivos. Se trata de elaborar una estrategia sin pensar desde el principio en la tecnología, ya que esta cambia con rapidez y formular las siguientes preguntas:

1.- ¿Qué disposición tienen mis clientes?
2.- ¿Qué objetivos persigo?

Una vez damos respuesta a las preguntas empezaremos a planificar, teniendo en cuenta cuatro puntos importantes:

a) Personas ->>
¿Qué disposición tienen mis clientes? Es decir, qué perfil tienen analizados como usuarios de Internet. Esta información la podemos obtener en http://www.forrester.com entre otros. Lo importante es saber qué podemos hacer para atraer a clientes de acuerdo con lo que están haciendo ahora y si es posible enmarcarlos dentro de alguno de estos segmentos como Creadores, Críticos, Coleccionistas, Sociables, Espectadores o Inactivos.

b) Objetivos ->>
¿Qué objetivos tengo? Escuchar, aumentar las ventas, conocer a mis clientes, entusiasmarles, aumentar la productividad de mi empresa, etc.

c) Estrategia ->>
¿Cómo quiero que cambien las relaciones con mis clientes? Deseo que se involucren o que me ayuden a difundir mis productos.

d) Tecnología ->>
¿Qué aplicaciones es aconsejable tratar? Blogs, Redes Sociales, Wikis, Delicious, etc.

La claridad de los objetivos determina el buen fin de la estrategia. Pero hay que resaltar cinco objetivos fundamentales que es necesario conocer:

1.- Escuchar. Para empresas que buscan conocer más a sus clientes.
2.- Hablar. Para darse a conocer en la Red y hacerse oír por mayor número de personas.
3.- Emocionar. Para empresas que desean entusiasmar a clientes y seguidores.
4.- Ayudar. Para empresas con coste de apoyo técnico y clientes relacionados entre ellos.
5.- Incorporar. Para empresas que deseen integrar a los clientes en algún proceso dentro de la cadena de valor.

En la búsqueda de este objetivo podremos medir la rentabilidad de lo invertido en función del seguimiento. Pero si no se concreta un objetivo, es difícil obtener resultados.

Compártelo