Archivos por Etiqueta: TIC

Si te preguntas, ¿cómo será el mundo en 2020?

 

Ahora que acaba un frenético año 2011, lleno de agitaciones. Resulta conveniente no sólo mirar atrás para aprender, sino también levantar la mirada y otear el horizonte para tratar de descifrar cómo será el mundo en 2020. Os dejo un vídeo con datos para entender, aunque parezca lo contrario que… ¡Todo, está por hacer!

Anuncios

La economía del sueño y “la que nos viene con esta crisis es gorda” según Juan Roig

Economía del sueño

Todo está cambiando, pero no estamos dispuestos a aceptarlo, sólo hasta que sentimos que nos afecta directamente. Aquello a que estábamos acostumbrados o ya ha cambiado o está a punto de hacerlo.

Las declaraciones realizadas por Juan Roig presidente de Mercadona, en la presentación de resultados anuales de la empresa, como: “la crisis no ha acabado” y “la que nos viene es gorda”. Justifica estos comentarios en la baja productividad de los españoles respecto a otros países. Aclara el término productividad diciendo: “mejorar la productividad es hacer las cosas mejor, hacerlas con menos recursos, trabajar mejor y más, y esa es la solución”.

Me pregunto cómo es posible hacer las cosas mejor. Si la productividad es la razón entre la producción obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción, queda claro que en el caso español, están fallando tanto el sistema productivo como los recursos para obtenerlos. Algo que hace años sabemos, pero que pocos están dispuestos a modificar. Es decir, no se aplican las tecnologías de la información y comunicación TIC en el trabajo cotidiano, ni en la forma de entender la sociedad en la que estamos inmersos. Pero sólo con esto no es suficiente.

Nos encontramos en la economía del sueño, donde esperamos que alguien nos indique aquello que debemos hacer. O bien, observamos aquello que funciona en otros para imitarlo. El camino fácil, sin riesgo, sin errores. Sin concedernos un plus de creatividad, innovación, de aceptar la equivocación y no tomarla como un fracaso.

Corriendo sobre el filo de la navaja de la incertidumbre, cabe profundizar en el conocimiento del camino, saber hacia dónde nos dirigimos, para llegar a un final conocido. Donde unos gozarán de los resultados y otros se preguntarán por qué no pusieron el alma en su empeño.
Compártelo



Internet, buzón de sugerencias.

Ante el debate actual sobre Internet y sus implicaciones,  observo toda la disparidad de opiniones que se producen y me pregunto:

¿Debo llamar pirata a Coca-Cola por robar mi atención con sus anuncios, desde que era niño?

¿Debo pagar royalties a Cola-Cao por cantar sus jingles de la radio?

¿Debo sufrir una industria que no me aporta lo que necesito?

¿Debo angustiarme porque la  audiencia ya no produce los éxitos soñados por la industria?

¿Debo padecer que no entiendan las TIC, que todo lo cambian y nosotros con ellas?

¿Debo  jorobarme  porque la cultura es un negocio y una industria?

La respuesta la escribiremos juntos.