Archivos por Etiqueta: Banco de España

¿Quién teme la Inspección del Banco de España, terror de banqueros?

La Inspección del Banco de España

Quién teme la Inspección del Banco de España

No acabo de entender la traumática reconversión del sector bancario. Si el sistema financiero español era muy sólido, al menos eso creíamos,  ¿qué está sucediendo? La respuesta parece sencilla, no era tan sólido ni tan modélico, como nos hacían creer. No lo era porque quienes deben realizar una función fiscalizadora de las entidades no han hecho su trabajo. Que no es otro que el de vigilar la conducta de banqueros. Una dejación de obligaciones de tal consideración, debería conducir a la aplicación de responsabilidades de aquellos que vigilan la administración del ahorro.
Sigue leyendo

La economía del sueño da la espalda a la realidad

Alejandro Dumas cita en la novela el Conde de Monte-Cristo: “toda la sabiduría humana se encierra en estas dos palabras: confiar y esperar”.

Cuando el riesgo está medido y sabemos cuál es la situación donde nos encontramos, estas palabras indican el principio de la acción realizada. Cuando vivimos autoengañados, a espaldas de la realidad global, estas palabras tienen otro sentido, marcan la desidia, la indiferencia, frente a una situación que cambia sin saber el modo de atajarla.

Desde hace años, en España venimos disfrutando de un nivel de vida asentado sobre el ahorro exterior. Todo al amparo de bajos tipos de interés que actuaron como anzuelo sin que la entidad reguladora responsable, supiera aminorar. Ahora sufrimos las consecuencias, los particulares con un elevado endeudamiento personal, las entidades financieras con elevada morosidad, otras con problemas de solvencia. Los ayuntamientos endeudados, sin manera de financiarse. Deudas de las que entre todos somos responsables, que debemos pagar, nos guste o no. Pensamos que lo público nos era ajeno, mostrándose, extrañamente, enfrentado a lo privado.

El problema es que debemos pagar el deslucido ahorro exterior, gastado en consumir, ya que no es posible pagarlo mediante un aumento de la productividad. Todo esto nos lleva, forzados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comunidad Europea, a solucionar el problema sin dejar a un lado el mercado laboral.

La economía del sueño marca sus límites y dibuja una nueva realidad. Esta dependerá de cómo sean capaces de comunicar la situación y cómo la alcancemos a entender entre todos. Vista la actitud de muchos medios de comunicación, donde la nota dominante es la ausencia de reflexión, el problema parece de difícil solución. Resulta sencillo buscar un culpable antes que mirarnos el ombligo y entender la tesitura para acotar el problema.

Vivir en comunidad comporta estos inconvenientes, uno la hace y entre todos la pagamos.
Compártelo



Banco de España, una institución para todos

Se imagina haciendo cola frente a la puerta de su caja de ahorros para sacar los depósitos. En Argentina conocen bien esa imagen con el nombre de corralito, ahora, sobrevuela nuestras cabezas.
El paternalismo y la falta de profesionalidad del organismo independiente encargado de velar por el buen funcionamiento del sistema financiero, llamado Banco de España (BdE), no cumple con sus obligaciones. En otras ocasiones, hemos asistido a rápidas actuaciones sobre entidades en mucho mejor estado que algunas cajas de ahorro españolas.

La manifiesta inoperancia del BdE en la actuación sobre las fusiones de las cajas de ahorro, con el denominado Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), merma su credibilidad como institución, merma la credibilidad del sistema financiero español, merma la credibilidad del conjunto de entidades financieras solventes y merma la credibilidad del país.

Es notoria la politización a la que se encuentra sometido el proceso, pero existen intereses superiores que no se están teniendo en consideración, donde la institución bancaria debería mostrar su independencia. En el caso de no actuar de manera contundente, corremos el riesgo de pagarlo todos los ahorradores esperando frente a las puertas de las oficinas. ¿Quiere ser uno de ellos?
Compártelo