Archivos por Etiqueta: reputación

Reputación, procastinando en la empresa

ReputaciónLa empresa CareerBuilder en 2006 encontró que el 51% de las empresas que utilizaban Internet para investigar candidatos a empleos, habían eliminado uno de ellos debido a la información encontrada en las redes sociales. Según explica Mark Briggs, periodista estadounidense. Continua diciendo, en aquellas empresas que buscaron en MySpace o Facebook los resultados ascendieron al 63%. Los datos reunidos les llevaron a no contratar al candidato por la información recogida en estas redes sociales.

Gestionar la reputación es un trabajo que no nos quita el sueño, pero que no podemos procastinar porque en uno u otro momento nos hace falta.

Pere Rosales, Chema Martínez y Javier Godoy lo han expuesto en el OMExpo Madrid, la reputación puede medirse, si establecemos la ecuación:

%Promotores – %Detractores = Reputación

El resultado permite medir la calidad del servicio o producto de la empresa hacia sus clientes. Utilizando el Net Promoter Score – NPS, como herramienta para medir la reputación de la empresa comparándola con otras similares. Si el % establecido es negativo, sabremos que no vamos por buen camino. Entonces tendremos que observar cómo están posicionados nuestros competidores. Si recibimos quejas y hacemos caso omiso de ellas, puede que la competencia las utilice como ventaja incorporándolas para mejorar y diferenciarse.

Es posible ir más allá en la reputación estableciendo normas éticas y una cultura empresarial extendida desde los empleados hasta todos aquellos que mantienen una relación con la empresa, sean o no clientes. La reputación no es como el honor, condición en desuso que es necesario mantener como un tesoro que reluce cuanto más nos observan. La reputación es una ventaja que podemos capitalizar al convertir a los clientes en promotores de la marca, para gracias a ellos incrementar el valor y los beneficios del producto.

Empeñados en publicitar una cosa y hacer lo contrario, creo que somos lo que hacemos, no tanto lo que decimos. Es más, somos como nos perciben los otros, cómo estamos posicionados en la mente de cada persona.

Por último, entiendo que hay dos tipos de empresa, aquellas que se ocupan de mantener la reputación al día y aquellas que lo harán.
Compártelo



Anuncios

Tiger Woods : “Necesito concentrar mi atención en ser … mejor persona”

Tiger Woods y esposaSi cuando tenemos problemas  los que te adulan, te abandonan, no son dignos de respeto.  De ese mismo respeto que buscan vinculando su imagen de marca a la persona con la que  se asocian. Todo se derrumba cuando  intentan comprar sólo una parte de la persona, sin asumir que esta puede errar y no es  consecuente con lo que se espera de él.

Estamos hablando de reputación, algo que parece no entienden las marcas que ahora dejan a un lado a su patrocinado. Desde mi punto de vista, observando el arrepentimiento de Tiger Woods respecto al problema que él mismo ha creado y las marcas que ahora le abandonan, me hace pensar en las malas influencias que estas marcas han supuesto.

Quizá no sea importante para los anunciantes y para los admiradores que Tiger quiera ser “mejor persona”. La traición al modelo que compraron les ha decepcionado profundamente. Como si de una fotografía se tratase, no es posible cambiar a los personajes por mucho tiempo que pase.  Pero las personas cometemos errores, al igual que las marcas, nos equivocamos.  Volvemos a enfrentarnos a situaciones de desconocimiento personal, a traicionarnos, a olvidarnos de qué y a quién queremos. Por diferentes motivos pensamos que podemos adquirirlo todo mediante transacciones económicas, pero no es así.  La responsabilidad personal es una ecuación igual al conocimiento  y sabiduría que  poseemos. Me explico, sólo podemos crecer como individuos si equilibramos nuestro saber con nuestro ser. Tiger desea ser mejor persona, y sólo lo conseguirá si es capaz de equilibrar su persona con sus conocimientos y entender cuales son sus responsabilidades. Cosa difícil viendo las marcas de las que se ha rodeado durante estos años.

Renunciando al apoyo de su patrocinado, abandonándolo cuando más las necesita, renuncian a ser mejores marcas. Construir una reputación en redes sociales, no es sólo una cuestión de dinero.