Archivos por Etiqueta: web 2.0

Crosstalent en Barcelona con Genís Roca

 

Crosstalent Barcelona

IX Crosstalent en Barcelona

Fuimos convocados al IX Crosstalent en Barcelona con el reclamo que supone escuchar/hablar con Genís Roca. Coincidimos un heterogéneo número de personas en el Auditori del FAD, llenos de entusiasmo para dialogar sobre aquello que realmente nos apasiona. Para hablar sobre el fin del mundo offline, para escuchar palabras de aliento en la lucha por evangelizar, para sentir la fuerza del conocimiento, para conocer el camino correcto, la clave sorpresa, el punto desconocido, la nueva frontera y, a pesar de no ver colmado ninguno de estos deseos. Me sorprendió.

Por unas horas salí de la nube, aparqué el helicóptero particular al que subo todos los días, para recibir un elegante golpe en la nuca. ¡Es la rentabilidad, tonto!, lo que necesitan las empresas. Me sorprendió planteándome que “el verdadero proceso de digitalización de las empresas durará 30 años”. De repente lo vi pasar, el futuro ya no era próximo, presente, era algo lejano, oscuro y aburrido.

Después de su breve charla, nos reunimos en pequeños grupos para hablar entre nosotros del planteamiento lanzado. Entre presentaciones, la conversación discurrió sobre modelos de negocio rentables de compañías que operan en Internet. Hablamos de la presencia de grandes marcas en redes sociales y la aceptación de comentarios negativos en sus propios sites. Hablamos del desconocimiento que la mayoría de personas y empresas tienen de la red y su potencial. Hablamos de la evolución de la prensa y los medios de comunicación de masas. Para lanzar una pregunta: ¿dentro de 30 años las empresas acabarán siendo más honestas, más sociales, o no?

Genís después de escuchar los comentarios de los diversos grupos, lo dejó en 27 años. Aunque son muchos años, pensándolo bien, son toda una vida disfrutando con lo que me gusta. Me apunto.
Compártelo


Anuncios

¿La web 2.0 es herramienta de cambio?

 

N3ptun0 quería demostrarse a sí mismo, y a sus iguales, que después de tres años de aprendizaje estaba preparado para sabotear cualquier ordenador.Puso manos en el asunto, colgó un video en Youtube con frases sugestivas para atraer la atención de internautas que al descargar el contenido eran infectados con su virus. Con este procedimiento logró controlar más de 75.000 ordenadores aprovechándose de los fallos de seguridad en el protocolo UDP.

Una vez dispuestas las armas comenzó el ataque hacia una conocida página sobre seguridad informática. El ataque masivo con más de 12 millones de visitas llegó a colapsar el site durante días. El administrador de la web www.elhacker.net puso el caso en manos de la Guardia Civil de Barcelona logrando cazar a un joven tinerfeño de 16 años que pretendía demostrar de lo que es capaz.

Conviene  entender en este caso, por la juventud del individuo, que un rápido desarrollo intelectual si no va seguido de un similar incremento emocional, conduce a situaciones equivocadas que se reflejan en actos desacertados. La razón de todo esto puede ser la estupidez, torpeza  e ignorancia, por decir algunas, pero también un grado de vanidad, autosatisfacción, superioridad que cierran el camino a cualquier cambio personal y desgraciadamente son un reflejo de la sociedad que trasladamos a los jóvenes.  

Me pregunto, ¿la web 2.0 es una herramienta de cambio?

Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en internet

Miércoles 25 de noviembre asisto a la presentación del libro “Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en internet” (gestión 2000) realizada por tres de de sus creadoras, Cristina Aced, Magali Benítez  y Neus Arqués. Eva Sanagustín estaba entre el público y Bel Llodrà no dio señales. Durante el debate se lanzaron variadas opiniones, pero deseo resaltar la del miedo. Para los que estamos inmersos en esto de la web 2.0 debería ser habitual apreciar cómo algunas personas expresan su natural desconfianza frente a lo desconocido. El miedo es tan humano como respirar. Pero es posible mitigar el temor a los cambios si realizamos, como en esta ocasión, conversaciones donde divulgar las ideas y conceptos que están transformando la sociedad.

Es imprescindible entender que este cambio, iniciado desde otros puntos del planeta, no es una moda, no estamos ante algo pasajero, no está concluido, pero no es posible abstraerse y capearlo sin más. Sólo podemos aceptarlo, entenderlo, respirarlo como algo vital, transformador, del que podemos salir reforzados como individuos. Para ello será imprescindible rascar para saber hasta donde estamos dispuestos a cambiarnos a nosotros mismos.

A propósito, los árabes del Reino de Granada para eliminar los miedos aconsejaban lecturas de filosofía.

No me compres o la estrategia del amor

Me gustaría resumir este ebook  con el concepto expresado en la clave del libro “La estrategia del amor”.  Aclarar el significado que este amor  tiene, sólo es posible si lo entendemos como valorar,  escuchar y conversar con aquellos a quienes nos dirigimos.

También me sirve para resumir la web 2.0 con ideas y conceptos emocionalmente acertados. Si el Paradigma de Lasswell  intentaba estructurar la Mass Communication Research con preguntas como: ¿Quién? ¿Dice qué? ¿En qué canal? ¿A quién? ¿Con qué efecto?, para entender el acto de comunicación. Ahora las preguntas son de otro tipo, pero de igual manera profundizan en el acto de comunicación. Dirigidas a nuestro interior más protegido, reservadas sólo para ciertas ocasiones, aquella que guardamos bajo llave, que aparece de soslayo, pero que en todo momento imprime nuestros actos con sello inconfundible.  ¿Quién eres tú? ¿Qué haces? ¿Hacia dónde vas? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Informas o entretienes?

Estamos creando una nueva Internet, llena de diferentes realidades tal y como dice +joanjimenez: “La Realidad no existe hasta que es observada … La Realidad y la Información están unidas y que por lo tanto, no sólo un Hecho provoca una información, sino que la información es todo un Hecho por lo que vivimos en un mundo de infinitas realidades”

Aprender a escuchar, ser generoso, sustituir la actitud de vender por la de compartir y conversar, con estas artes de pesca, tarde o temprano comprarán tu marca, o lo que es lo mismo te comprarán a ti.

Recuerda que: “Nadie puede ser mejor tú, que tú mismo.”

Puedes bajar el libro desde este enlace.

¿Será Lluis Bassat expulsado de su negocio?

¿Hasta cuando puede seguir comunicando la publicidad de la misma forma en que lo viene haciendo? La respuesta parece lógica, hasta que tenga audiencia y anunciantes.

Sin audiencia y sin anunciantes, ¿hacia dónde va la publicidad? Me hago esta pregunta al ver el reality de la Sexta TV “El aprendiz”. Donde Luis Bassat, uno de los más reconocidos publicistas, pone a prueba a una serie de trabajadores de la gestión, de entre los que al final, elegirá aquel que seguirá a sus órdenes. En el último programa, les solicitaba el lanzamiento al mercado de un nuevo producto de una reconocida marca de vinos, y para ello debían producir un spot publicitario para TV. Sigue leyendo

El coworking, expresión del modelo de empresa 2.0 (y 2)

Este proceso puede sonar a experimento, pero ya se observan empresas de todos los tamaños y sectores, cómo van transformando su estructura de organización piramidal a una estructura lineal, donde se concede a cada empleado o asociado un grado de responsabilidad directa sobre su trabajo y resultados. Donde su remuneración vendrá definida por la consecución de estos resultados, nada nuevo.

El enfoque empresa abierta que se está postulando como modelo de cambio, donde llama la atención el uso del conocimiento de todos aquellos que mantienen relación con la empresa para la obtención del éxito económico, social y sostenible.  Dentro de este modelo  está  el coworking como elemento aún en desarrollo iniciado en los años 90, donde empleados indefinidos comenzaron a abandonar sus empleos estables para convertirse en trabajadores del conocimiento. La mayoría de las veces trabajando de empresa en empresa o a distancia percibiendo comisiones por resultados en lugar de salarios. Autónomos que trabajan para ellos mismos o en equipos para proyectos concretos, con microempresas como auto-empleados, sin protección laboral alguna.

Estos especialistas dispuestos a sumarse a proyectos innovadores que les permitan, sumar experiencia, aumentar conocimiento y un nivel remunerativo acorde con los riesgos que asumen. Están chocando con planteamientos que hasta ahora son mayoritarios en el mercado de trabajo, y sin embargo, resulta una salida eficiente en momentos donde los mercados de trabajo se muestran retraídos como creadores de empleo, por falta de expectativas y de inseguridad en las inversiones. Lo que plantea una paradoja, en un momento donde el mercado cambia y está lleno de oportunidades, donde se están haciendo grandes operaciones con las TIC, la falta de conocimiento de determinados agentes o una reciente mala  experiencia, se convierte en un elemento de transformación social más.

Si comparamos al trabajador autónomo, como trabajador del conocimiento, ubicado en un entorno compartido en situación de crisis. Frente a aquellos trabajadores parados sin cualificar, de principios del siglo pasado, esperando ser contratados, el cambio es radical y lo fundamental es que ahora el dueño de los medios de producción es el propio coworker.  Las oportunidades están en su capacidad para cambiar su entorno más próximo.

El coworking, expresión del modelo de empresa 2.0 (1)

Es imposible entender esta sociedad turbulenta, sin observar la transformación que las TIC están produciendo en la empresa. El modelo que se está creando, no sabemos si pasará por incrementos en ventas, clientes o por ser más social, por ninguno de ellos, o algún otro que aún desconocemos. Mientras tanto los modelos considerados utópicos, se están abriendo camino con negocios rápidamente en beneficios, sabiendo aprovechar las herramientas web 2.0

También me llama la atención los paulatinos cambios de hábitos y valores que se están dando, con tanta rapidez, que pequeños negocios dejan de tener razón de ser y buscan otra orientación que les permita subsistir. Nada comparado con la obstinación del sector musical de no buscar una salida por sí mismos, sino seguir amparado en el proteccionismo y la represión. 

Cuando hablo con personas fuera del entorno de las TIC, la web 2.0  es una gran desconocida, y en otros casos es percibida como un cambio hacia la utilización de aplicaciones distribuidas sin coste por programa ni uso del mismo. Este desconocimiento está cambiando, pero no se están haciendo las inversiones necesarias para obtener el rendimiento suficiente, a medio plazo, para reforzar a las empresas. Las retrasará en la salida de la crisis y mermará su productividad

Desde hace unos años muchas empresas han ido abriendo sus estructuras para reducir costes, mediante outsourcing  y se han dedicado a lo que realmente saben hacer, dejando para otros lo que no les aporta valor. La tecnología actual plantea que esta apertura no sólo se realice con proveedores y clientes, sino incluso a la competencia, siempre en busca de reducir costes, riesgos, compartir objetivos, creatividad, etc. Sabiendo que es posible diluir las fronteras de la empresa entendida como una organización cerrada con una jerarquía que en apariencia, lo controla todo.

Nunca me encuentro más allá de mis sentidos.

Marshall McLuhanReconozco que en ciertos momentos, las novedades que día a día aparecen en la red, me generan cierta ansiedad. Me pregunto cual puede ser la razón de esta sensación y sólo puedo responder con una reflexión de Marshall McLuhan: “La tecnología actúa como extensión de nuestros sentidos”.

Esta imposible sensación de ubicuidad, me impide centrarme en mi trabajo. En aquello que quiero construir, llevar adelante, emprender. Sin embargo, todo llama mi atención, todos pelean por persuadirme, todos quieren seducirme con mil ofertas. Y cada vez me cuesta más, me resulta más difícil seguirle el hilo a mis intereses. No puedo estar en todos los lugares y mucho menos leerlo todo, conocerlo todo, y observo que esta manera de centrarme en mis objetivos me empobrece. Me hace experto y analfabeto a la vez. Especialista de mis tareas, artesano en mi trabajo y desconocedor de todo lo que me rodea. ¿Cómo puedo haber llegado a este punto? ¿Es posible apartarse de esta situación? Definitivamente, no puedo.

Hasta ahora siempre había pensado en la comunicación como un hecho unidireccional con pretensiones formales para la satisfacción de mis necesidades, y no como un ente que puede producir en mí un acentuado cambio cultural. Desconozco hacia donde me lleva esta transformación comunicativa y en qué momento se encuentra, pero sólo será positiva si logro entenderla, si alcanzo una comprensión integral y simultánea que me ayude a situarla.

Como en todos, mi ciclo tiene veinticuatro horas y este entusiasmo por mi proyecto me pide más esfuerzo, más atención, más energía, solo no soy capaz de llevarlo adelante, necesito cooperar, necesito la ayuda de otras personas con el mismo entusiasmo. No puedo seguir trabajando en mi casa rodeado de todo aquello que forma parte de mi vida y sentir que me es ajeno. He conocido en Internet un centro de coworking en el que puedo relacionarme y colaborar con otros emprendedores que también están llevando adelante sus proyectos. Busco un lugar donde compartir un puesto de trabajo y relacionarme con otros profesionales que me enriquezcan con sus aportaciones e ideas.

Si logro integrarme, espero que este cambio sea más fácil; al menos será compartido.