Archivos por Etiqueta: trabajo

Por un año donde trabajar juntos sea posible

Trabajemos juntos para hacer del 2013 un mejor año #coworking

Ignorando la Coworking Spain Conference de Madrid

Es domingo y estoy en Madrid. Ayer clausuramos la Coworking  Spain Conference, donde hemos asistido más de 150 personas de todo el país, y del resto de Europa. Han sido dos días hablando de Coworking y realizando talleres.  Estoy junto al Palacio Real a la sombra de un árbol. El calor es fuerte azuzado por un sol de justicia, si aún existe.

Me sorprendo leyendo el artículo sobre “El ‘coworking’ crea un nuevo perfil de empleado” firmado por Pedro A. Muñoz, dentro del Extra de Formación y Empleo incluido en el suplemento de Negocios del diario El País. El texto va urdiendo ideas y conceptos conocidos y comunes con definiciones sin identificar, hasta que llegamos a la primera fuente. Gonzalo Barbadillo director del área de human capital de Deloitte, firma de servicios profesionales y consultora global. Sigue leyendo

Si te preguntas, ¿cómo será el mundo en 2020?

 

Ahora que acaba un frenético año 2011, lleno de agitaciones. Resulta conveniente no sólo mirar atrás para aprender, sino también levantar la mirada y otear el horizonte para tratar de descifrar cómo será el mundo en 2020. Os dejo un vídeo con datos para entender, aunque parezca lo contrario que… ¡Todo, está por hacer!

El empleo, con o sin valor, depende de uno mismo.


Es una llamada de atención sobre algo que ya no tiene mérito alguno. El trabajo repetitivo, mecánico, carente de valor, exento de creatividad, sin implicación. Un tipo de empleo “clavo ardiendo”, donde nos agarramos con el objetivo de subsistir, esperando que se acabe al tiempo que se acaba la vida. Crítica a la funcionalidad mecánica de empleos exentos de creatividad, donde la participación del individuo es meramente pasiva.

Santiago “Bou” Grasso y Patricio Plaza realizan un impecable vídeo, donde aparentemente el uso del trabajo es el elemento principal. Y donde los efectos sonoros contribuyen a aumentar la carga emocional, dando sentido a una historia sin palabras. Un vídeo premiado en 95 ocasiones.

Una de las claves para entender el desmoronamiento de las sociedades occidentales, enfrentadas a la realidad marcada por las tecnologías de la información. Si no creas valor, no vales. Pero además no disfrutas, no tienes la posibilidad de realizarte ni ser feliz con lo que haces.

¿Cómo es tu empleo?

Si no puedo ser emprendedor, ¿cómo puedo ser Continuador?

“si hay 5 millones de parados, sólo que el 10% crearan su propia compañía, y que cada uno contrate a 3 directos y a un indirecto… basta con medio millón de emprendedores y reducimos el paro a la mitad”. Jordi Naval cofundador de Anaxomics Biotech y de la Fundació Escola d’Emprenedors, lo tiene muy claro, quiere fomentar la creación de emprendedores entre los jóvenes estudiantes que aún están en la enseñanza reglada obligatoria. “No fomentamos que creen mañana su propia empresa”. En realidad lo que pretende transmitir es la capacidad de “aprender a dominar tu vida profesional”. No es que sea fácil pero es necesario extender la innovación y el aprendizaje continuo entre los jóvenes como la mejor opción para salir de este atolladero. Pero no todos podemos ser emprendedores, y sin embargo nadie piensa en los Continuadores. Cómo podemos prepararnos para ser buenos Continuadores o acompañadores de aquellos que tienen ideas y necesitan otros perfiles de personas capaces de mantener aquello que han iniciado. Ese medio millón de emprendedores pueden tener a su lado, al menos, medio millón de Continuadores que posibilitarán y maximizarán lo iniciado.

El Continuador debe facilitar la búsqueda de financiación, el crecimiento, la contratación, la formación, o buscar cual es la empresa adecuada para realizar estas tareas. Con muchos Continuadores sería más rápido el comienzo de un emprendedor.
¿Cuál debe ser el talento de un Continuador?, la creación de equipos, aquí puede ser tan importante como el emprendedor.
¿Dónde se puede aprender a crear y gestionar equipos de trabajo?

Alguien nos observa más que nosotros mismos

La crítica con simpatía es mucho más fácil de digerir. Aunque sea verdad.

Si el futuro está en Asia, nadie es profeta en su tierra

Si el futuro está en Asia, nadie es profeta en su tierra¿Es posible trabajar en China?, esta es la pregunta que se hacen muchos europeos en la Feria para extranjeros que realiza Pekín 2010. Según Cristian Yang, se esperan más de 1.500 asistentes con el objetivo de obtener un puesto de trabajo donde aportar sus conocimientos de mercados exteriores para las empresas chinas que buscan abrirse paso en la exportación. 

A pesar de ofrecer sueldos medios inferiores a los europeos, la afluencia de extranjeros en busca de trabajo y experiencia es cada vez mayor. En el 2005 la película Código 46 anticipaba lo que está ocurriendo, el futuro está en Asia y quién quiera vivirlo deberá acercarse y buscar su agujero. Aunque no existe un censo que recoja la cantidad de residentes extranjeros en China, se cree que sobrepasa el millón de personas, muchas de ellas sin permiso de trabajo. 

Resulta sintomático ver cómo muchos jóvenes sin posibilidades en Europa, ven una oportunidad profesional en Asia, donde desarrollar sus carreras e incrementar un conocimiento que más tarde puede servirles de palanca en sus países de origen. La disparidad es muy alta según el lugar escogido, por lo que no es lo mismo trabajar en Japón, que buscar trabajo en China o India. Las empresas niponas buscan estudiantes extranjeros que no hayan finalizado la carrera para acabar de formarlos en la propia empresa. El salario suele ser, de entrada, bastante alto si se conoce el idioma. No ocurre lo mismo en China o la India donde se puede obtener una considerable remuneración en puestos de elevada responsabilidad y calificación. Aunque lo habitual es un salario bajo. 

El problema de fondo está en la falta de capacidad de los países europeos para retener el talento y generar puestos de trabajo con suficientes expectativas como para crear un futuro interesante donde desarrollarse como individuos y como profesionales. Sociedades tremendamente conservadoras con demasiada aversión al riesgo en la creación de empresas productivas. Alentadas por un sistema paternalista que señala a todo aquel que se arriesga, e induce a la especulación improductiva dentro de un mercado amañado y opaco.
Compártelo